¿Qué fases tiene el burnout?

por | BGM, Vida laboral

Teile diesen Beitrag mit deinen Freunden

Fases de agotamiento 2024 | La sensación de agotamiento mental puede ser abrumadora. A menudo nos preguntamos si se trata de una enfermedad mental grave. El diagnóstico puede ser un alivio, ya que allana el camino a opciones de tratamiento probadas y permite comprender el curso de nuestros síntomas. El curso de un burnout suele describirse en diferentes fases, lo que puede ayudarnos a comprender el panorama general. En este artículo, examinaremos más detenidamente los distintos modelos de fases del burnout y extraeremos de ellos valiosas conclusiones.

Fases del burnout según Freudenberger

El psicoanalista Herbert J. Freudenberger introdujo el término burnout en la literatura especializada en 1974 y describió 12 fases del burnout. Estas fases de agotamiento no tienen por qué producirse en el orden especificado y pueden variar en intensidad. Las fases del burnout de Freudenberger proporcionan una visión general de la progresión del síndrome de burnout:

  1. la compulsión de probarte a ti mismo
  2. Mayor compromiso
  3. Descuido de las propias necesidades
  4. Represión de conflictos
  5. Retiro
  6. Cambios de comportamiento
  7. Despersonalización
  8. vacío emocional
  9. Depresión
  10. vacío interior
  11. Síndrome de Burnout
  12. Desesperanza

Estas fases pueden prolongarse durante más tiempo y no siempre son lineales. Es importante reconocer los signos de agotamiento en una fase temprana y tomar las medidas adecuadas para evitar que los síntomas empeoren.

Diagrama: Fases del burnout según Freudenberg
Diagrama: Fases del burnout según Freudenberg

Las fases del burnout explicadas según Freudenberger

Las fases del burnout según Freudenberger proporcionan una visión detallada de la progresión del síndrome de burnout y se dividen en un total de 12 etapas. Estas fases ilustran el desarrollo gradual del síndrome. A continuación se describen brevemente las fases:

Fase 1: La compulsión de probarse a sí mismo – En esta primera fase, siente un fuerte impulso de probarse a sí mismo constantemente y ser perfecto, ya sea profesional o personalmente.

Fase 2: Mayor compromiso – En la segunda fase, las personas aumentan su compromiso y se esfuerzan por alcanzar sus objetivos, a menudo a expensas de sus propias necesidades y bienestar.

Fase 3: Desatención de las propias necesidades – En esta fase, las propias necesidades pasan cada vez más a un segundo plano, mientras que el trabajo adquiere protagonismo.

Fase 4: Supresión de conflictos – En su lugar, se evitan y suprimen los conflictos, lo que puede conducir a un mayor aumento de la presión interna.

Fase 5: Retraimiento – En esta fase te retraes y evitas el contacto social para protegerte de más estrés.

Fase 6: Cambios de comportamiento – Se producen cambios de comportamiento, como agresividad o irritabilidad, que pueden ser perceptibles tanto en el entorno profesional como en el privado.

Fase 7: Despersonalización – El trabajo se vuelve cada vez más impersonal y te distancias de tus compañeros y clientes, lo que te lleva a una mayor alienación.

Fase 8: Vacío emocional – En esta fase te sientes vacío y quemado, tus recursos emocionales están agotados.

Fase 9: Depresión – Pueden aparecer síntomas depresivos como estado de ánimo deprimido, desgana y desesperanza.

Fase 10: Vacío interior – El vacío interior y el agotamiento siguen aumentando en esta fase.

Fase 11: Síndrome de burnout – En esta fase, el síndrome de burnout alcanza su punto álgido.

Fase 11: Síndrome de burnout – En esta fase, el síndrome de burnout ha alcanzado su punto álgido y está totalmente desarrollado, por lo que resulta casi imposible hacer frente al estrés.

Fase 12: Desesperanza – En esta fase final, la persona afectada se siente desesperanzada y no ve ninguna salida.

Estas fases proporcionan un marco para comprender mejor el desarrollo del síndrome de burnout y pueden ayudar a intervenir en una fase temprana para evitar que el síndrome se desarrolle por completo.

¿Qué debo hacer si reconozco una de las fases del burnout?

Si reconoces en ti alguna de las fases del síndrome de burnout, hay algunas cosas que puedes hacer para afrontarlo:

Tómese un tiempo: es importante dedicar tiempo a relajarse y recargar las pilas. Puede tratarse de unas vacaciones, un día dedicado a la salud mental o simplemente un descanso durante la jornada laboral para dar un paseo o practicar ejercicios de atención plena.

Busque apoyo: hable con un amigo de confianza, un familiar o un terapeuta profesional sobre lo que le está ocurriendo. Pueden apoyarte emocionalmente y ayudarte a desarrollar estrategias de afrontamiento.

Practique el autocuidado: Participe en actividades que promuevan su bienestar físico y mental, por ejemplo, ejercicio, alimentación sana y sueño suficiente.

Establezca límites: Establezca límites claros entre el trabajo y la vida privada y dé prioridad a las actividades fuera del trabajo que le aporten alegría y satisfacción.

Busque ayuda profesional: Si sus síntomas persisten o empeoran, debería plantearse buscar ayuda profesional de un terapeuta o psicólogo.

¿Cuáles son las ventajas del modelo de fases de burnout de Freudenberger?

El modelo de fases del burnout desarrollado por Herbert J. Freudenberger proporciona un marco valioso para comprender mejor el síndrome de burnout y su progresión. Al describir las distintas etapas del agotamiento, el modelo permite a las personas y a las organizaciones detectar las señales de alarma en una fase temprana y tomar las medidas adecuadas. Además de esta comprensión global, el modelo de la fase de agotamiento ofrece otras ventajas, que se explican a continuación.

Comprensión global: reconocer las diferentes etapas del burnout

El modelo de fases del burnout desarrollado por Freudenberger ofrece una comprensión exhaustiva de las distintas etapas del burnout. Quienes se familiarizan con este modelo pueden reconocer las primeras señales y desarrollar una conciencia de su propia situación. La comprensión de las fases específicas permite adoptar medidas específicas para evitar que el burnout se agrave.

Centrarse en el autocuidado: la importancia de los límites y el autocuidado

Un aspecto central del modelo de la fase de agotamiento es el énfasis en el autocuidado y el establecimiento de límites. El modelo ilustra lo importante que es cuidar de uno mismo y no descuidar las propias necesidades. Mediante el autocuidado activo y el establecimiento de límites saludables, las personas pueden afrontar mejor el estrés y prevenir el agotamiento.

Intervenir en una fase temprana: Reconocer el desarrollo a largo plazo del burnout

El modelo de las fases del burnout reconoce que el burnout es un proceso gradual que puede durar meses o incluso años. Subraya la importancia de la intervención precoz y la prevención. Al comprender las fases del modelo, las personas pueden actuar a tiempo y tomar medidas para evitar que su situación se deteriore aún más. Esto permite recibir apoyo y ayuda a tiempo para superar el agotamiento.

Instrumento de detección: Identificación

El modelo de las fases del burnout también puede utilizarse como herramienta de detección para identificar a las personas que corren un riesgo potencial de sufrir burnout. Las organizaciones pueden utilizar este modelo para llevar a cabo intervenciones específicas y ofrecer apoyo. Reconocer a las personas en situación de riesgo permite adoptar medidas preventivas para apoyarlas y reducir el riesgo de agotamiento total.

¿Qué modelos de fase de agotamiento existen?

La progresión del síndrome de burnout se describe a menudo utilizando varios modelos de fases, que ayudan a comprender mejor el desarrollo y los síntomas de este grave estrés psicológico. Además de las conocidas fases del burnout según Freudenberger, existen otros modelos que aportan valiosas ideas.

He aquí algunos de los modelos más conocidos:

  1. El modelo de 12 etapas según Freudenberger y North: Este modelo describe la progresión del síndrome de burnout en 12 etapas, empezando por la compulsión a probarse a uno mismo y terminando con la desesperanza.
  2. El modelo de 6 fases según Kaluza: Este modelo describe la progresión del síndrome de burnout en 6 etapas, empezando por las exigencias excesivas y terminando con la dimisión.
  3. El modelo de 4 fases según Pines y Aronson: Este modelo describe la progresión del síndrome de burnout en 4 etapas, que comienzan con el entusiasmo y terminan con la resignación.
  4. El modelo transaccional: Este modelo describe la progresión del síndrome de burnout como resultado de los desequilibrios entre las exigencias del trabajo y los recursos individuales. Consta de tres etapas: Estresores laborales, estrés individual y burnout.

También existen otros modelos y enfoques que arrojan luz sobre aspectos específicos del síndrome de burnout. Algunos modelos se centran en los recursos personales y las estrategias de afrontamiento, mientras que otros hacen hincapié en la influencia de los factores organizativos y las condiciones de trabajo.

La variedad de modelos de fases del burnout deja claro que el síndrome es una compleja interacción de distintos factores. Cada modelo ofrece una perspectiva específica y puede ayudarnos a comprender mejor la experiencia individual del burnout.

Mediante el análisis de los distintos modelos de fases del burnout, ampliamos nuestra comprensión de la dinámica del síndrome y sentamos las bases para la prevención selectiva, la detección precoz y el tratamiento.

Es importante señalar que cada persona reacciona de forma diferente al estrés y a la tensión, y que el agotamiento es una experiencia individual. Los modelos de fases sirven de orientación y ayudan a reconocer patrones, pero no deben entenderse como directrices rígidas.

¿Pueden los empresarios reconocer las fases del burnout?

Los empresarios pueden reconocer las fases del síndrome de burnout en sus empleados y reaccionar en consecuencia. Hay una serie de signos y síntomas que pueden indicar que un empleado sufre burnout. Se trata de

  • Cambios de humor,
  • Tristeza,
  • Problemas de concentración,
  • Desinterés,
  • agotamiento emocional,
  • Cansancio,
  • falta de motivación,
  • alto nivel de estrés,
  • Ansiedad,
  • Irritabilidad,
  • reducción de la productividad,
  • Caída del rendimiento,
  • aumento del absentismo y
  • Impuntualidad.

Los empresarios también deben prestar atención a los cambios de comportamiento, como el aumento del aislamiento o la reducción de la comunicación con los compañeros. Es importante reconocer estas señales y tomar las medidas adecuadas para responder a los empleados.

Los empresarios pueden adoptar diversas medidas para hacer frente a las fases de agotamiento. Esto incluye proporcionar apoyo y recursos a los empleados, por ejemplo asesoramiento o apoyo psicológico. También pueden introducir medidas y prácticas que favorezcan el equilibrio entre la vida laboral y personal y reduzcan el estrés.

La comunicación abierta y la creación de una cultura empresarial que fomente el bienestar y la salud mental de los empleados son también de gran importancia. Al concienciar sobre las fases del burnout y ofrecer el apoyo adecuado, los empresarios pueden contribuir a mejorar el bienestar de sus empleados y prevenir el desarrollo del burnout.

Reconocer y superar las fases de agotamiento es una responsabilidad conjunta de empresarios y trabajadores. Adoptando un enfoque proactivo, los empresarios pueden contribuir a crear un entorno de trabajo sano y propicio en el que los empleados puedan rendir al máximo.

¿Cómo puede utilizarse el modelo de las fases del burnout de Freudenberg en RRHH?

El modelo de fases del burnout de Freudenberger puede utilizarse en recursos humanos (RRHH) para prevenir y gestionar el burnout entre los empleados. El modelo ofrece a los profesionales de RRHH varias aplicaciones posibles, que se explican a continuación. La aplicación del modelo permite realizar intervenciones específicas, adoptar medidas tempranas y promover una cultura laboral saludable.

Herramienta de cribado para la detección precoz de las fases del burnout

La herramienta de detección del burnout en 12 fases, basada en el modelo de Freudenberger, puede utilizarse como instrumento para la detección precoz del burnout. De este modo, los expertos en RRHH pueden identificar a los empleados potencialmente en riesgo y poner en marcha intervenciones específicas y opciones de apoyo. Esto permite hacer frente al estrés y evitar el agotamiento.

Medidas formativas y educativas para las fases de burnout

El modelo puede ser utilizado por los profesionales de RRHH para informar a empleados y directivos sobre las distintas fases del burnout y la importancia del autocuidado y la gestión del estrés. Las medidas de formación y educación crean una cultura del bienestar y previenen el agotamiento desde el principio.

Intervención precoz de las fases del burnout

Al reconocer los primeros signos de agotamiento, los profesionales de RR.HH. pueden intervenir en una fase temprana y ofrecer apoyo a los empleados afectados antes de que el agotamiento empeore. Esto puede incluir acuerdos laborales flexibles, acceso a recursos psicológicos y fomento de las pausas y el autocuidado.

Desarrollo de directrices para la prevención de las fases de burnout

El modelo puede ser utilizado por los profesionales de RRHH para desarrollar políticas y procedimientos que promuevan el bienestar de los empleados y prevengan el burnout. Esto incluye, por ejemplo, directrices sobre la distribución de la carga de trabajo, la conciliación de la vida laboral y familiar y el apoyo a los empleados mediante programas adecuados.

Palabras finales

El curso de un síndrome de burnout es complejo e individual. Los distintos modelos de las fases del burnout nos ofrecen valiosas perspectivas sobre el desarrollo y los síntomas de este grave estrés psicológico. Comprender las fases permite reconocer las señales de alarma en una fase temprana, tomar medidas preventivas y ofrecer el apoyo adecuado.

Es importante subrayar que el agotamiento no es un destino del que estemos indefensos. Con la atención oportuna, el autocuidado y el apoyo profesional, podemos influir en el curso del síndrome de burnout y encaminarnos hacia la recuperación.

Además de conocer las fases, es importante desarrollar estrategias individuales de afrontamiento y mantener un estilo de vida equilibrado. Prestar atención a las propias necesidades, establecer límites, crear apoyo social y equilibrar regularmente las exigencias del trabajo con la relajación son aspectos clave de la prevención y la gestión del burnout.

En este artículo, hemos ofrecido una visión global de las fases del burnout, presentado diversos modelos de fases y obtenido información sobre la dinámica del síndrome. Ahora nos toca a nosotros aplicar estos conocimientos y ser conscientes de nuestra salud mental.

Libros de marketing que le desarrollan profesional y personalmente

Existen, los mejores libros de marketing del mundo. Si quieres aprender de lo mejor de lo mejor, tengo justo los libros. A mí me inspiraron desde el principio, a ver qué grandes ideas se te ocurren cuando leas los libros.

Perro zapatero

La biografía oficial del fundador de NIKE.

Enganchado

Cómo crear productos adictivos.

Hacking de crecimiento

La guía práctica para nuevas empresas de marketing en línea.

Hauptpartner:

eBook des Monats

No se encontraron resultados

La página solicitada no pudo encontrarse. Trate de perfeccionar su búsqueda o utilice la navegación para localizar la entrada.

Anzeige

ChatGPT in HR – Human Resource

HR-Whitepaper, eBooks und Studien

No se encontraron resultados

La página solicitada no pudo encontrarse. Trate de perfeccionar su búsqueda o utilice la navegación para localizar la entrada.

Das könnte dir auch gefallen

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Das erhältst du vom HRtalk Newsletter!

• Wertvolles Wissen aus erster Hand.

• Hochkarätige Artikel für deinen Erfolg.

• Regelmäßige Geschenke und Gutscheine.

• Teilnahme an spannenden Gewinnspielen.

• Teil einer dynamischen Community von HR-Experten sein.

Du hast dich erfolgreich eingetragen